Iglesia y Sociedad

Calendario judío y calendario cristiano

8 Nov , 2012  

Esta entrada ha sido leída 18569veces

Hace unas semanas una persona me comentó que había escuchado, a la salida de un maravilloso espectáculo de teatro-objeto que tuvo lugar en el nuevo local de “La Rendija”, a dos personas de la comunidad judía de Mérida que se felicitaban por la celebración de un año nuevo más. Para sorpresa del testigo del caluroso abrazo, la felicitación hacía referencia a la llegada del año 5773. Acostumbrados como estamos a nuestro calendario, a veces pensamos que nuestra manera de contar los años vale para todo el mundo, pero no es así.

Algunas de las civilizaciones más antiguas, como la babilonia y la griega, empezaron a medir el tiempo a través de años luni-solares, es decir, de la división de un año solar, de 365 días y unas horas más, en meses que coincidían con los ciclos lunares, haciendo meses de 30 días más o menos. Como las cuentas no cuadraban, cada determinado tiempo añadían al calendario algunos días y hasta meses enteros para hacer coincidir las fechas lunares con las estaciones solares.

El calendario de la Iglesia cristiana es la relación anual de las fiestas, los días de los santos y las festividades de la Iglesia, con las fechas del calendario civil en las que tienen lugar. Estas incluyen las fiestas fijas, como Navidad, y las fiestas móviles, que dependen de la fecha de la Pascua cristiana. El calendario más importante de la Iglesia primitiva fue compilado por Furius Dionisius Philocalus hacia el año 354, calculando hacia atrás la fecha probable del nacimiento de Cristo. Este calendario fue reformado en 1582 por el Papa Gregorio VII para conseguir que el equinoccio de primavera cayera siempre en el 21 de marzo. Para ello, Gregorio VII eliminó 10 días del calendario y estableció un sistema de años bisiestos que fue asumido lentamente en toda Europa y está hoy vigente en todo el mundo occidental y en algunas partes de Asia.

El calendario judío, en cambio, procede del antiguo calendario hebreo y ha permanecido inalterable desde el año 900 d.C. aproximadamente. Es el calendario oficial del moderno Estado de Israel y es utilizado por los judíos en todo el mundo como un calendario religioso. El punto de partida de la cronología hebrea es el año 3761 a.C., la fecha en que, según las tradiciones judías y la contabilidad de las genealogías que aparecen en el Antiguo Testamento, señala la creación del mundo. Según la organización judía de los meses, al año nuevo se celebra el primer y segundo día del mes judío de Tishrei, que tiene lugar en septiembre u octubre. Con este día del año nuevo, conocido por los judíos como Rosh Ha Shaná, comienza la observancia de diez días penitenciales, período que finaliza con la fiesta del día de la expiación o Yom Kippur, conocido como el día santo supremo del judaísmo.

Otro calendario religioso fundamental es el calendario islámico, utilizado en casi todos los países musulmanes. Se calcula a partir del año 622 d.C., el día posterior a la hégira, o salida de Mahoma de La Meca para dirigirse a Medina. Por tanto, los musulmanes están, aproximadamente, en el año 1390.

Esta entrada ha sido leída 18569veces


9 Responses

  1. ALGARI dice:

    DESDES QUE AÑO ESTAN LOS MUSULMANES

  2. ES BUENO SABER SOBRE LOS TIEMPOS CALENDARIOS BIBLICOS Y DE LO ACTUAL

  3. Agustin Albrto Rekena dice:

    ptm en ningun lado me disen k año estan los mulsumanes.

  4. Branabe Rodriguez Pool dice:

    Debemos estar atentos para encontrarnos con el hombre que lleva el cantaro de agua al final de esta edad.

  5. En realidad el calendario judio es el correcto. nosotros nos regimos por un calendario que fue creado siglos d.C.por la iglesia romana ,,, estoy seguro que la iglesia primitiva seguia el calendario judio, pues la iglesia primitiva fue fundada por judios, Dios bendiga el pueblo judio pues nuestro Sen'or Jesucristo es del linaje de david .. 🙂

  6. La cuenta del tiempo desde diferentes visiones. Las tres grandes monoteístas cuentan a partir de algún evento singular del corpus religioso propio, y de ahí, se expande. Uno -aunque quiera- no se escapa de esa cuenta. ¡Feliz año 5'773 a toda la comunidad judía!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: