Iglesia y Sociedad

Mayoría de edad

1 Jun , 2009  

Esta entrada ha sido leída 9390veces

El humus en el que germinó la semilla no podía ser más adecuado. En noviembre de 1990 se orquestó un escandaloso fraude electoral en la ciudad de Valladolid y sus comisarías. Un mes después, como colofón a una serie de actividades de protesta ciudadana en las que participó más del 55% del padrón electoral de esa demarcación, un grupo de choque, infiltrado en un mitin multitudinario, realizó destrozos en el palacio municipal y en comercios de la oriental localidad. La respuesta fue inmediata: fuerzas policíacas detuvieron a 139 personas de las cuales 21 fueron consignadas y permanecieron en la cárcel durante 21 días, en un vergonzoso capítulo de la procuración y administración de la justicia que es especialmente oportuno recordar hoy, que el candidato beneficiado por tal fraude es de nuevo aspirante a un cargo de elección popular.

También en 1990 tuvo lugar la heroica lucha sindical de los trabajadores y trabajadoras del Grupo Avícola Fernández en las granjas de Tetiz y Hunucmá, con saldos tan deleznables como el secuestro del asesor del sindicato, Julio Macossay, y el posterior proceso penal contra él y su hermano Mauricio, proceso que tuvieron que enfrentar junto con 25 dirigentes del sindicato.

Si a estos antecedentes se le añade el despertar ciudadano que estos hechos suscitaron en amplias capas de la población (habría que recordar, por ejemplo, que en el caso del fraude electoral vallisoletano se formaron comités de defensa de la voluntad popular, no solamente en Valladolid y sus alrededores, sino en combativas colonias meridanas como la Vicente Solís, la Sambulá y la Mulsay, entre otras), y la corriente de renovación que aún palpitaba en amplios círculos eclesiales, entonces tenemos listo el panorama que permite el nacimiento del primer equipo formal de derechos humanos en el estado.

Hacia finales de mayo de 1991, nacía el equipo de derechos humanos Indignación A.C. Apenas un mes antes de otra célebre represión contra campesinos y campesinas que tuvo lugar en la Plaza Grande en tiempos del interinato de Dulce María Sauri, iniciado el 14 de febrero de ese año. Este marco de represión, de uso faccioso de las instituciones, de impotencia y cansancio popular fue el caldo de cultivo apropiado para el surgimiento del equipo que en estos días celebra su mayoría de edad.

Mucha agua ha cruzado bajo el puente en estos dieciocho años. Tras una historia escrita también por quienes han dejado el equipo para incursionar en otros caminos (Nancy, Augusto, Baltazar, Silvia, Claudia, Juan Manuel, Minerva, Fabiola…), el equipo Indignación llega a su mayoría de edad mucho más maduro y profesional. Acompañado de la inquebrantable solidaridad de “Misereor”, organización de la iglesia católica alemana que financia proyectos de desarrollo, y del cariño y el apoyo de mucha gente que comparte los mismos sueños de igualdad y justicia que animan al equipo, Indignación A.C. llega a su décimo octavo aniversario como un equipo bicultural que se plantea nuevos retos de crecimiento.

En su ya no tan breve historia Indignación A.C. ha aprendido a transformarse junto con la realidad. De la revolución de género ha adquirido un insobornable espíritu feminista. Del movimiento zapatista ha recibido su acendrado talante anticapitalista. De la tenaz lucha de los grupos minoritarios heredó su irrenunciable devoción por la igualdad y la no discriminación que le ha llevado a incursionar recientemente en la defensa de la igualdad de derechos para las personas homosexuales, incursión que ha despertado tanta polémica precisamente porque rompe con muchos de los prejuicios tenidos por verdades universales. Congruente con los legados recibidos, el equipo Indignación A.C. ha hecho de la igualdad de género, la pluriculturalidad y la promoción de los derechos económicos, sociales y culturales, el sustento de su visión integral de defensa de los derechos humanos.

Vienen, no cabe duda, tiempos difíciles. La inoperancia cada vez mayor de las instituciones del Estado, el absoluto descrédito de todos los partidos políticos (cuya esperpéntica representación es el fraude llamado “Partido Verde”, alineado en su desesperada búsqueda de votos con las peores causas de la derecha más recalcitrante: la pena de muerte y la homofobia), la criminalización de la protesta ciudadana, el cinismo del aparato político, la embestida contra el estado laico, el deterioro de la mayor parte de los organismos públicos de derechos humanos, la extendida vuelta atrás en derechos que ya habían sido consagrados en las leyes, la exacerbación de la desigualdad en ocasión de la enésima crisis del capitalismo mundial, el combate contra el narcotráfico y la afectación de derechos y libertades civiles que se esconden tras él, todo ello conforma un explosivo cóctel que, aunado a las míticas fechas de 2010 y 2012, avizora un futuro de imprevisibles consecuencias.

Ante este incierto panorama se hace indispensable un equipo de derechos humanos serio, confiable, independiente. Será necesario seguir documentando y haciendo pública toda violación a los derechos humanos. Será necesario continuar con la denuncia puntual y documentada de un sistema sociopolítico y económico que ha traicionado su función primordial: ser garante del disfrute de todos los derechos para todas las personas. Desde esta columna auguramos que el equipo Indignación A.C. pueda seguir prestando este servicio a la sociedad yucateca y al país. Me siento profundamente orgulloso de contarme entre sus filas.

Esta entrada ha sido leída 9390veces


7 Responses

  1. Regina Carrillo dice:

    Felicidades y gracias por ser ejemplo vivo de un verdadero proyecto!

  2. Anónimo dice:

    Un abrazo fraterno a todo el equipo. Muchas felicidades y las gracias por enseñarnos a luchar por esta causa.

  3. Mariana Cervantes dice:

    Muchas felicidades al equipo!!!! me alegra muchísimo que celebren otro año de trabajo, y gracias también porque al compartir con ustedes diversos momentos, contagian ese gran deseo por hacer otro mundo posible. Los quiero mucho a todas y todos!!!!

  4. marcelo Euan dice:

    Esta semana vi la pelicula quisiera ser millonario, la gandora al oscar a la mejor pelicula, mucho me habian dicho que es una pelicula bonita y muy esperanzadora, la verdad tenia muchas ganas de verla, al terminar de verla no pude evitar sentir un nudo en mi garganta, todo lo bonito y esperanzador parece pura fantasia sueños de algo que no pasa, y todo lo triste y desgarrador es lo que se ve real y probable que esten sucediendo muchos casos parecidos en esto momento en la india, en africa y en mexico, los mas vulnerable siempre serán los niños y los bebes aun los no nacidos, los niños pobres y olvidados quen no tienen voz y mucho menos voto, no les interasan a los grupos sociales, por que ayudar a los niños no les va dar poder o precencia social, invito a indignación a enfocarse en estos verdaderos marginados estas verdaderas victimas y apoyar casas hogar y vigilarlas por que alla tambien se daña a los niños en luchar por el derecho de los no nacidos, FELICIDADES INDIGNACIÓN aun hay mucho por hacer por lo tanto muchos años mas para indignación.

  5. MARIA dice:

    FELICIDADES, ESPERO QUE CONTINUEN MUCHOS AÑOS MAS CON ESTA NOBLE Y VALIOSA LABOR, MI ADMIRACIÓN Y CARIÑO

  6. luis dice:

    Por supuesto que felicidades por un aniversario más del equipo. Un abrazo fraterno para todas y todos ustedes.
    Un aprendedor extraviado.

  7. ANGELICA ARANDA dice:

    MIL FELICDADES EN NUESTRO NOMBRE, PARA INDIGNACION.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: