Iglesia y Sociedad

Todos somos Carmen

7 Feb , 2011  

Esta entrada ha sido leída 2856veces

En solidaridad con Carmen Aristegui

“En las democracias del mundo suele verse de vez en vez que se piden estudios médicos para saber cuál es la condición de los gobernantes, qué tipo de salud tienen, pues porque al final de cuentas están en una posición de altísima responsabilidad y las sociedades, hablemos en genérico, las sociedades requieren necesariamente saber cuál es la condición precisamente de quien está tomando decisiones a nombre del interés general.

Por eso, lo que ayer pasó, y por lo que en el clima de las redes sociales se puede percibir, con razón o sin ella, sí merecería una atención seria, una atención particular sobre esta interrogante: ¿tiene o no problemas de alcoholismo el Presidente de la República?

Debería, realmente, la propia Presidencia de la República, dar una respuesta clara, nítida, formal, al respecto”.

Carmen Aristegui
(y Raúl Lugo)

Esta entrada ha sido leída 2856veces


3 Responses

  1. ANGELICA ARANDA dice:

    TRISTE EL DIA EN QUE LAS PREGUNTAS SON SANCIONADAS, UNA VEZ SE CORROBO0RA QUE A LOS GRANDES SEÑORES DE LAS EMPRESAS Y LA POLITICA SOLO LES INTERESA UN PUEBLO AMORDAZADO

  2. Tomás González dice:


    Carmen Aristegui
    (y Raúl Lugo)
    (y Tomás González)

  3. Kalycho dice:

    Hay que destacar que Carmen ni siquiera aseguró ni afirmó nada. Cuestionó. Preguntó. Pidió la verdad. Es decir, cumplió su trabajo como reportera.

    «¿tiene o no problemas de alcoholismo el Presidente de la República?

    Debería, realmente, la propia Presidencia de la República, dar una respuesta clara, nítida, formal, al respecto»

    Me parece vulgar Fernandez Noroña y el show mediático que hace para llamar la atención por el simple hecho de que su trabajo como diputado es tan pobre que no le ayuda a destacar, pero Carmen, a diferencia de este pseudo diputado, no se aventuró a afirmar nada por carecer de pruebas a favor o en contra. Por eso mismo pidió simplemente la verdad.

    Yo como ciudadano tampoco la sé. Puedo inferir, opinar, pero lo correcto es cuestionar, preguntar. ¿O acaso creer que el deber de Carmen era «desmentir» algo de lo que tampoco tenía pruebas de que no fuese cierto?

    Calderón, te has convertido en los regímenes del pasado que criticaste en algún momento.

Responder a Tomás González Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: