Iglesia y Sociedad

Wannsee

6 Jun , 2011  

Esta entrada ha sido leída 2729veces

Con los rostros henchidos de soberbia
Los aspirantes a dioses se reúnen.

No se miran de frente, sólo admiran
El fulgor instantáneo de las copas
Llenas de vino tinto, dulce o seco,
Y se deleitan con las carnes blancas
El sauerkraut, la col y las kartoffeln.

Uno señala con blandengue dedo
Las fronteras inéditas de Europa
Fruto de las violentas invasiones.

Otro recurre a la biología
En larga perorata antijudía
Para fundamentar el pulgar hacia abajo.

Uno más se refugia en el silencio
Dirige la mirada hacia otro lado
Y su ceño se antoja vergonzante.

Pero hay aquél, el de las tres estrellas,
Que vomita odio por los vidriosos ojos
Y canta loas a la raza aria:
Die Zukunft der Welt gehört uns.

Quiere, a fuerza de gritos, quede clara
La pureza de sus credenciales asesinas
Porque teme que sepan o sospechen
Que hurguen en su pasado
La incorrección política que esconde
El segundo apellido de su abuelo
Que se llamaba Burkhard Finsterer Cohen.

El muy hipócrita desaparece el dato.
No miente, sólo oculta:
A fuerza de gritos y vituperios
Ha terminado por creerse su mentira.

Maní, Yucatán, mayo de 2011
Para Julián y Abrahán

Esta entrada ha sido leída 2729veces


2 Responses

  1. abrahan Jesus Colli Tun dice:

    Muchas gracias,Padre Raúl. Qué triste saber que siguen existiendo reuniones como Wannsee,que conducen a decidir la muerte de otras personas. Muchas gracias por la dedicatoria.Un abrazo.

  2. Ricardo Pech George dice:

    Hola Raul, tu escrito me recordo algunos pasajes de tu libro que acabo de volver a leer. Cuando Jesús hablaba de los fariseos, y los llamaba hipócritas.
    Otra parte que me gusta es «Die Zukunft der Welt gehört un»: el futuro del mundo esta en nuestras manos, le dice el de las 3 estrellas al de la raza aria.
    Oye, de nuevo, gracias por el libro. Saludos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: