Iglesia y Sociedad

¿Escucharon?

26 Dic , 2012  

Esta entrada ha sido leída 3909veces

Voy a decir lo que escuché el pasado 21 de diciembre.
No la voz de la estupidez clamando la llegada del fin del mundo.
Tampoco la servil estulticia de quien vende
El pasado glorioso a cien dólares el show
Y le llama oferta turística o año de la cultura maya.

Escuché,
en el maduro tiempo del adviento,
el estruendo de un prolongado sacudimiento.
Como el sonido del trueno que viene después del rayo
Así escuché 1994 en el año 2012.

De la escondida cueva del olvido
Emergió el tempestuoso paso de la historia:
Los siglos de desprecio montados en la morena piel,
La miseria convertida en alimento cotidiano,
La discriminación enfrentada con gallardía.

Escuché
El grito del primer día de enero
Repetido hasta el infinito
¡Libertad, justicia, democracia!
El contenido grito de cientos, miles de pueblos,
Cansados de no ser, de no existir,
De no ser dueños de su propia vida,
De ser un hueco negro en el mapa de su propia patria.

Y el grito se extendió como un reguero
Como un twitter lanzado hacia mil corazones
Y atravesó fronteras
Y se juntó con millones de clamores
Que se reconocieron detrás del rostro oculto
Bajo el pasamontañas.

Escuché,
Tras el estallido del fuego justiciero,
Los pasos en las calles
De todas las ciudades y los pueblos
Pidiendo como Lennon
Give peace a chance!
Y a los originales pobladores de estas tierras
Obedeciendo el mandato,
Y el fuego de la montaña apagándose
Para que se encendiera el fuego de la palabra.

Escuché
La tierna palabra solidaridad
Derramándose en las mesas de negociación, rodeándola.
Y detrás, del otro lado,
La arrogancia vestida de saco y corbata,
La palabra como pretexto para ganar tiempo,
La deshonestidad hecha gobierno.

Escuché
El suave ruido de las plumas al deslizarse
Sobre el papel arrugado de los acuerdos,
La palabra empeñada,
La incubada traición de color blanco.

Escuché
El Wannsee de Zedillo que incluía
El decreto de exterminio
Y la voz de asentimiento de todos sus secretarios
O su silencio cómplice.

Escuché
La voz de Ramona y de Esther,
La marcha del color de la tierra,
Las ráfagas luminosas contenidas
En cada Declaración de la Selva Lacandona,
La incesante lucidez del Sup Marcos,
La decisión firme de llamarse resistencia,
Batalla contra el olvido,
Integridad frente a la hipocresía.

Escuché
Los oídos zapatistas escuchando
Los cientos de dolores,
Las heridas abiertas de los pueblos,
En ese caminar que fue nombrado
La Otra Campaña.
Y encontré sabucanes repletos de esperanza,
Colisión de rebeldías,
Atisbos de otro mundo floreciendo.

Escuché
La construcción de Juntas de Gobierno,
De autónomos municipios,
De otra educación y otra salud,
La legitimación de sistemas normativos,
La otra humanidad desarrollándose
-digna y silenciosa-
En las montañas del sureste mexicano.

Escuché
Al pueblo maya tomando
Las riendas de su vida y su destino
Sin pedir permiso,
Sin buscar aprobaciones,
Simplemente viviendo según su ley y su deseo,
Como cualquier pueblo libre
De cualquier planeta,
De cualquier galaxia posible.

El 21 de diciembre de 2012
He escuchado
El ruido del derrumbe,
La desaparición anticipada
De palabras que no caben en un poema:
Capitalismo,
Explotación
Y muerte.

Escuché la semana pasada
-y aún no lo creo-
La risa del futuro.

Fue el mejor regalo navideño.

Esta entrada ha sido leída 3909veces


9 Responses

  1. Raúl Ibáñez Martínez dice:

    Cardenal arzobispo de Madrid Rouco Varela. Eminencia: Comprendo el profundo dolor que te lleva a confesar el sentimiento de orfandad que te produce la dimisión de tu querido Benedicto XVI. Nadie mejor que otro huérfano para comprender ese degarro del alma cuando un amigo se va. Mi caso es un poco distinto, muy parecido al de «Marco»,ese niño que va en busca de su mamá ¿recuerdas la serie de televisión?,yo al igual que Marco llevo toda mi vida buscando a mi Santa Madre Iglesia y por más que la busco no la encuentro, así que fijate tú como me siento.Si tienes alguna noticia de ella, que lo dudo, no dejes de notificarmelo. ¡Gracias! Rou, beso tu anillo.

  2. Raúl Ibáñez Martínez dice:

    Cardenal Rouco Varela:
    Eminencia, me dirijo a ti confiado, con el mayor de los respetos, para rogar tu intercesión ante los políticos del PP en el gobierno, para rogarles que humildemente reconozcan la incompetencia, inoperancia e ineficacia demostrada durante este primer año de gobierno. 6.000.000.- millones de parados, con eso te lo digo casi todo. No voy a contarte los casos de corrupción, ¡como trican!, que no quiero hacerte mala sangre, ni los recortes sociales, subidas de impuestos, desahucios de viviendas a la clase trabajadora y rescates a los bancos con el dinero de los parados, porque vienen impuestos por la ángela caída cuyo apellido omito por no herir tu inteligencia. Sigo… diles, ¡por favor! que se vayan, que si no les vamos a tener que echar y va a ser peor.
    Te cuento todo esto para que veas como tratan a tus ovejas estos borregos, ya que tú estás muy ocupado, ¡y no te enteras !, en temas tan importantes como la teología, cristología, conferencia episcopal, trasmisión de documentos pontificios, etc…,¡vaya carga de trabajo la tuya! . que ocupan toda tu atención.
    ¡Por favor, te ruego no les des mi nombre, que son muy dañinos y rencorosos, por ello te ruego absoluta reserva y no te enfades mucho con ellos, que conociendo tu sensibilidad y carácter, doy por cierto que vas a montar en cólera o mejor santa indignación y preveo que les vas a poner a caldo.
    Gracias Rou, beso tu anillo.

  3. Raúl Ibáñez Martínez dice:

    A el presidente de la Conferencia Episcopal, arzobispos y obispos integrantes:
    Sr. Rouco Varela, ESCANDALIZADO por el comportamiento de los integrantes de esa institución cuya praxis es demostración palmaria de TRAICIÓN a el CRISTO que predican, cuyo Evangelio, como opción preferencial por los pobres, han olvidado para optar por el trato PREFERENTE a los que detentan el PODER -políticos- y la RIQUEZA -banqueros y empresarios-, a cuyo SERVICIO e INTERÉS de las partes han HIPOTECADO sus voces.
    Por las razones expuestas pido a los Cielos que OS DEN…, que OS DEN amor para con vuestros hermanos los hombres necesitados de lo material, sustento del sutil espíritu. Que OS DEN…., unos corazones misericordiosos. Que OS DEN…, caridad, de la bien entendida, que no se trata de dar limosna al pobre, sino de evitar que existan pobres. Que OS DEN…, fe y confianza en la Divina Providencia, que no sirve de nada amontonar riquezas no transportables hacia ARRIBA. Que OS DEN…, sabiduría para rectificar y hacer honor a la memoria de EL FUNDADOR –luz de mis ojos, todo-, y a mi que ME DEN…un cáncer de garganta si miro cobardemente hacia otro lado y no denuncio las INJUSTICIAS, aunque no me afecten, contrarias al AMOR y la FRATERNIDAD del REINO de los CIELOS por el que hemos de trabajar, tal y como EL nos pidió, para hacerlo presente aquí en la TIERRA..

  4. Pedro Landa dice:

    La Nueva era de nuestros pueblos originarios ha comenzado y este escrito, sirve de brújula para guiarnos en el camino de construcción colectiva del BUEN VIVIR

  5. Teresa Carmona Lobo dice:

    Mejor dicho, dificilmente.

  6. Lili Terrazas Lara dice:

    Que bello escrito

  7. GCS POR REGALARNOS ESTE ESCRITO..BESOS MIL DE AMBAS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: