Iglesia y Sociedad

El caso Conkal y la libertad de expresión

9 Jun , 2008  

Esta entrada ha sido leída 9810veces

El pasado 23 de mayo fue presentada ante la Lic. Vilma Ramírez Santiago, directora de quejas y reclamaciones del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), una denuncia del Oasis de san Juan de Dios A.C. en la que se incriminaba a dos presbíteros católicos de la arquidiócesis de Yucatán por “discriminación, incitación a la violencia y provocación a crímenes de odio por homofobia”.

Uno de los ministros denunciados habría dicho desde el púlpito que “los homosexuales son un problema para nuestra sociedad; que ofenden, atacan y destruyen la familia; que son peligrosos para la sociedad y que representan un problema social que hay que atacar; Que la ley de dios no perdona a los homosexuales y que éstos no van ha entrar al Reino de los cielos, por lo que no deben entrar a la misa…” entre otras expresiones semejantes.

No es un asunto menor. En la ley reglamentaria del artículo 1º constitucional, la Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Discriminación, se precisa como conductas discriminatorias “incitar al odio, violencia, rechazo, burla, difamación, injuria, persecución o la exclusión” (Art. 9 inciso XXVII). Y eso es lo que parece haber hecho el denunciado presbítero en su predicación, dado que hasta el momento no ha desmentido de manera pública las expresiones por las que ha sido acusado.

El caso tiene muchas aristas. No se trata, aunque haya quienes así lo perciban, de un ataque externo contra la iglesia católica, dado que tanto el denunciado como el denunciante son ambos católicos en toda la regla. Es más bien, en todo caso, un reflejo de la discusión interna que existe dentro de la comunidad católica acerca de la homosexualidad, debate que mantiene en lados opuestos a quienes sostienen que no existen personas homosexuales propiamente dichas, sino solamente heterosexuales que por diversas circunstancias han desviado el camino o se han apartado de una supuesta naturaleza original, frente a católicos que sostienen que es razonable el consenso cada vez más extendido en el mundo de que existen personas homosexuales en cuanto tales, y que esto no las hace ni mejores ni peores, sino simplemente diferentes.

Hoy quisiera, sin embargo, enfocarme en otra de las aristas, aquella que subraya la libertad de expresión. La denuncia presentada por el director del Oasis de san Juan de Dios A.C. afirma que, cuando el documento fue presentado ante un alto funcionario de la arquidiócesis, éste replicó: “¿Ustedes los de derechos humanos pueden decir lo que quieran, pero nosotros no podemos decir lo que queramos?”. Que queda planteado aquí un asunto de libertad de expresión se manifiesta también en el comunicado que, a propósito de la denuncia, expresa la posición del equipo de derechos humanos Indignación A.C. (www.indignacion.org.mx).

Sostiene Indignación A.C. que “la libertad de expresión, también garantizada por nuestras leyes como un derecho reconocido a todos los mexicanos y mexicanas, entre los que se cuenta a los ministros de cualquier culto, de ninguna manera implica la libertad de denostar u ofender a ninguna persona y no puede argumentarse como justificación para cometer discriminación”.

Hace algunos meses hubo una polémica de carácter internacional que puso sobre el tapete de la discusión el mismo asunto. Se trataba entonces de las caricaturas de un cartonista danés que criticó con sarcasmo al Islam haciendo mofa de la figura del profeta Mahoma. El escándalo desatado, tanto más grande cuanto que abordaba una temática tan sensible como la religiosa, motivó reflexiones que señalaban que la libertad de expresión debía tener ciertos límites, no impuestos arbitrariamente por alguna autoridad censora, sino consensuados socialmente a través de leyes que protejan otros derechos.

No es, desde luego, una discusión acabada. Liberales de un cierto radicalismo sostienen que la libertad de expresión es de tal manera fundamental que no debiera tener cortapisa alguna. Algunos países, en cambio, consideran –y así lo establecen en sus leyes– que ninguna libertad de expresión puede ser puesta al servicio de la discriminación o del menoscabo de los derechos de grupos vulnerables. Es el caso de Alemania, por ejemplo, donde no se puede usar la libertad de expresión para hacer apología del nazismo, so pena de probar la cárcel.

En lo que toca a nuestro caso local, la petición del Oasis de san Juan de Dios A.C. es firme, pero conciliadora. Solicitan una disculpa por escrito. Nada más, pero nada menos. Es la negativa por parte del presbítero señalado lo que ha motivado que el Oasis acudiera a la CONAPRED y a la Secretaría de Gobernación. Todavía es tiempo de que la disculpa pública se ofrezca y este asunto termine dejándonos a todos, enseñanzas invaluables. A eso se le llamaba antiguamente prudencia, una de las virtudes menos comunes hoy día.

Insistir, escudándose en la libertad de expresión, en que los ministros religiosos pueden decir desde el púlpito lo que se les antoje, así sea promover la discriminación o incitar a la violencia, no solamente coloca a la iglesia del lado contrario al de su Fundador, que luchó contra todo tipo de exclusiones en su tiempo, sino que es, por decir lo menos, inconsecuente, dado que la iglesia católica no se ha caracterizado en su historia pasada y reciente por promover o respetar la libertad de expresión dentro de sus propias filas.

Colofón: Un empleado del Diario de Yucatán se ha comunicado conmigo por teléfono para pasarme un recado del Director de dicho rotativo. Me dice que no se tratan asuntos delicados (“que pueden herir susceptibilidades”, fue la expresión), como el de la homosexualidad, en los espacios editoriales a menos que provengan de autoridades oficiales de la iglesia católica. O es una disposición muy reciente, dado que yo he tratado el tema en muchas otras ocasiones en mi columna, o hay diversas pesas y medidas dentro de ese medio de comunicación, dado que otro presbítero, éste Legionario de Cristo, sigue tratando este tipo de temas sin ninguna cortapisa en la página editorial de la sección nacional-internacional. De cualquier manera, las razones justificadoras de la censura me parecen superficiales y, al menos para mí, absolutamente insuficientes.

Raúl H. Lugo Rodríguez

Esta entrada ha sido leída 9810veces


19 Responses

  1. Anónimo dice:

    no discriminen nadie es perfecto

  2. cime dice:

    que mal esta la sociedad!!

    ¿de donde sacan que es algo normal la homosexualidad y que tenemos que aceptar?
    puras ……

  3. marcelo Euan dice:

    Es curioso que mientras la cultura de la muerte esta permeando ampliamente en la socidedad tambien se dan pasos hacia adelante, para ver la homosexualidad como algo correcto y natural, al igual que el aborto, la promiscuidad sexual, el desprecio al matrimonio y la familia, ahora en bueno vivir en unión libre no es necesario casarse, es mas hasta es malo, bueno se ha empezado a virar la tortilla, si es que no esta bien virada, todas lo que ya mencione, la biblia tiene una palabra para eso Pecado, pero cada vez es mas malo creerle a la biblia es mejor creerle a la mayoria, al 50%+1, bueno como dijo Josue el sucesor de Moises, Yo mi casa serviremos a Jehova, La biblia dice que Dios creo al hombre, varon y hembra los creo, no creo heterosexuales y no heterosexuales, yo no me defino como un heterosexual, me describe mas decir que soy un ser humano varon, heterosexual es hasta una palabra relativamente nueva, los mismos griegos que es de donde viene esta palabra no se preguntaban tu eres ¿homo y hetero?, je je. en fin para mi es como preguntar como decir eres vegetariano o omnivoro?
    Creo que si los del albergue San Juan de Dios fueran conciliadores, no pedirian que se retracte y pida disculpas, si no solicitarian estudiar en las escrituras quien tiene razón y que lo reconozca publicamente el que este equivocado, si es que los del albergue San Juan de Dios le dan valor a la Biblia. ahora si la mayoria cree que los Homosexuales NO arrepentido van a ser salvos, eso no va hacer cambiar la voluntad de Dios, LA VOLUNTAD DE DIOS SIEMPRE VA SER LA QUE VA PERMANECES, nuestro trabajo entonces en buscar conocer la voluntad de Dios, y en donde? pues la BIBLIA, no en las mayorias o en las minorias humanas.

  4. uno que si fue a misa dice:

    mi opinion es… yo soy del pueblo de donde se sucito el hecho a discusion, y el parroco de la iglesia, no discrimino a ningun homosexual como muchos afirman. ese dia fuy a misa y el parroco de la iglesia, siempre a hecho incapie en que la iglesia es la casa de dios, y por lo tanto hay que respetarla, pues bien, uno es como quiere ser, pero el parroco, siempre a dicho que a misa no se va con minifaldas y con blusas muy escotadas, porque en eso estoy de acuerdo, muchas personas van como si fueran a la tienda de la esquina, con sus chanclas, bermudas, playeras sin mangas, blusitas y falditas muuuuyyy pero mmuuyyy cortas, y eso pienso que no esta bien, pero bueno, ese dia algunos homosexuales de san juan de dios, fueron con ropa de mujer que por cierto siempre asi andan en la poblacion y nunca se les ha dicho nada, pues bien, ellos fueron con ropa de mujer, pero era ropa que no era muy adecuada para ir a la casa de dios, y por eso el parroco les exhorto a que por favor fueran a misa pero con ropa adecuada, al cual no les parecio a los muchachos del oasis, ya que esa misa fue por el fallecimiento de uno de los mcuhachos del «oasis» y ese fue el problema.
    yo estoy de acuerdo en que las personas pueden ser lo que quieran, porque tengo familiares que son homosexuales, pero lo que aveces no se vale, es que los del oasis san juan de dios, anden buscando y ostigando a muchachitos que salen los sabados a divertirse, porque eso hasta ami me a pasado que vas por la calle y ellos le andan diciendo muchas cosas a uno y eso incomodo en cierta forma, porque yo creo que cuando ellos andan por la calle uno no les anda diciendo cosas para ofender ni mucho menos para agredir!, pues bien esa es mi opinion que el parroco no hizo mas que una observacion y hacer incapie en que la casa de dios es una casa que merece respeto.
    muchas gracias y disculpen lla malisima ortografia.

  5. David Eduardo dice:

    Yo le digo a Ricardo Pech que cuando uno se acerque a un sacerdote va a encontrar ayuda, amistad y consuelo; Raúl Lugo es una muestra de que no todos son cerrados y obsoletos;yo he encontrado a muchos que comprenden y apoyan aunque no puedan en público demostrar sus deseos de ayudar…que son hipócritas dirán algunos…que porqué tiene que ser así ? porque no siempre se puede ser abierto en un tema tan discutido…y las represalias de los que mandan pueden ser duras e inhumanas…si no lo hicieran así les cortarían las alas. No hay que olvidar que Judas no se puso bien la soga y aunque se lastimó la garganta, no murió del todo y Herodes sigue vivo y buscando al niño para matarlo.

  6. Mario A. Novelo dice:

    La hipocresia de algunos sacerdotes catolicos (y dicho de paso el que esto escribe es catolico y aunque no soy homosexual si tengo amistades e inclusive familiares que si lo son) es que bien saben que la misma iglesia protege a algunos de sus miembros (sacerdotes pederastas) y acaso un pederasta no es un homosexual ya que tiene relaciones con personas de su mismo sexo y aun peor menores de edad.

    Me pregunto si acaso los sacerdotes que tienen ese punto de vista de los homosexuales desprecian tambien (y lo hacen saber publicamente) a los sacerdotes pederastas o si estas personas por ser «sacerdotes» (y miembros de la iglesia) no son considerados «homosexuales».

    Seria bueno preguntar la opinion de aquellos sacerdotes que arremeten contra los homosexuales de su opinion de los pederastas.

  7. Tomás Mejía dice:

    Me parece que una cosa es respetar al prójimo y otra cosa es tener que aceptar como una cosa normal ciertas cosas. El día de mañana se dirá que los pederastas tienen derechos y que los niños son los que se deben de cuidar. Hay una delgada línea roja entre lo correcto, lo aceptado y lo propagado.
    La parte que no entiendo es por qué esta página solo habla del derecho de homosexuales y lesbianas. Estoy de acuerdo que tienen derechos, pero qué hay del resto de las minorías? No creen que de entrada ustedes mismos están polarizando a la sociedad? Entiendo que el tema esté de moda pero hay que tener cuidado en no escudarse en la historia tortuosa para tener un pretexto para gritar en la calle.

  8. Noemí Avilés Marín (Mimosa) dice:

    Aunque un poco a destiempo, quiero comentar lo siguiente: el texto-artículo sobre el caso de homofobia en el presbítero de Conkal y la reacción del «alto clero» e incluso la información que él se da a conocer sobre una primera reacción del Diario de Yucatán a la salidad de la voz de Raúl Lugo, haciendo alusión a lo que ellos dicen creer que es la libertad de expresión, me dice 2 cuestiones fundamentales: 1º.-la «columna» de Raúl Lugo está «vivita y coleando»; el lunes 2 apareció, dando arranque al nuevo Sitio y al siguiente lunes, el del pasado 9 de junio, vualve a aparecer, incluyendo un número de visitas (lectores) y comentarios. Ahí va levantando vuelo. 2º, tales reacciones, se ha dicho, siguen manifestando la situación ideológica dominante que priva en el estado. Que se contiúen exhibiéndose. Hay que agradecer al sitio por ambas razones: poder contar con posiciones como las que se ventilan a través de la pluma de Raúl (y estoy segura que pronto el Sitio permitirá la inclusión de más material, proveniente de otros autores en la misma dirección) e informar de hechos, palabras y actuaciones que, normalmente se silencian en los medios masivos.

  9. padre diego dice:

    Como sacerdote catolico, en chiapas, es una verdad que nosotros la gran mayoria de los presbiteros somos anti gays, por formacion por deficiencia y sobre todo por falta de vision que el evangelio nos pide que seamos de verdad como Jesus seamos buena notica, a nuestros hermanos, en especial a las minorias,es una pena que que muchos se han quedado con una teologia moral caduca, no ven las grandes contribuciones de moralistas mas cercanos al mensaje de Cristo, Marciano Vidal, Ortelano, y algunos como Abbe Pedro, que dio un ejemplo grandioso de lo que deberiamos ser y que con pena no lo somos, solo con ver al Arzobispo Carlos EMilio Berlie, buscando el Arzobispado de Guadalajara, y despreciando a los hermanos y hermanas gay, me da una profunda pena y es cuando mas reafirmo mi amor a la iglesia, y se que una minoria entre las minorias de los presbiterios, de mexico se quieren aventar a dar mas testimonio de amor a todos y menos retoricos y agresivos, por eso debemos de cuidar mucho lo que decimos en la santa misa, y no decir una sarta de tarugadas y mensajes que ni son evangelio y mucho menos acercando a los demas a Dios.

  10. Alejandro Cárdenas dice:

    Después de leer casos como éste, uno se pregunta: ?hasta cuándo se les permitirá a las mujeres ser prebíteras de culto? Seguramente la sensibilidad y el buen juicio llenarían muchos púlpitos.

    Posdata. Aprovecho para felicitar al equipo Indignación: la retroalimentación posible en este espacio es la mejor muestra de que el Diario de Yucapan extrañará la columna del Padre Lugo.

    • ezequiel ruiz dice:

      ESTIMADO aLEJANDRO, EN Yucatan existe la Iglesia Catolica-ecumenica , donde se permite a las mujeres acceder al Orden Sacerdotal asi como a los y a las gays, para cualquier informacion te dejo mi num. de cel. 9997 39 11 82, gracias

  11. MILY dice:

    LA HOMOFOBIA, COMO TODA DISCRIMINACIÓN Y CENSURA, NO TIENEN LA INTENCION DE CALLAR A QUIEN SE EXPRESA… SINO DE ACALLAR LAS VOCES QUE GRITAN DESDE ADENTRO Y DE ROMPER LOS ESPEJOS QUE REFLEJAN LA VERDADERA IMAGEN DE QUIEN TEME VERSE. TAL CUAL ES…

    …LADRAN SANCHO… LUEGO ANDAMOS…

  12. Ricardo Pech George dice:

    A mí me nace una inquietud. ¿Qué va a pasar cuando un homosexual se acerque a un sacerdote católico buscando ayuda espiritual? Quiero imaginarme lo que hubiera hecho Jesús. Por cierto, si alguien ve a Carlos que me lo salude de mi parte. Gracias.

    • ezequiel ruiz dice:

      Estimado amigo: quiero decirte que hay otras expresiones de religiosidad donbde los gays tienen cabida, no es la maxima ni la unica iglesia la catolica romana, aqui en yucatan trabaja la Iglesia catolica-ecumenica, que precisamente por esa discriminacion nos separamos de Roma para atender a esta parte del Pueblo de Dios en Yucatan. Para cualquier informacion te dejo mi num.de cel 9997 39 11 82, gracias

  13. ROSA ANGELICA Y LAURA dice:

    EL PUNTO AQUI ES LA SOBERBIA DE LOS REPRESENTANTES ECLESIALES, SU INCAPACIDAD DE RECONOCER PRIMERO, Y ENMENDAR DESPUES, SUS YERROS.
    HUMILDAD, HUMILDAD

  14. H.J. Marseille dice:

    En estos años se ha atacado a la iglesia y a sus miembros y se les a calumniado con la infamia de pederastas y no existe defensa alguna de sus pastores. Los derechos Humanos no son tan derechos de lado izquierdo, sino es el instrumento apologético que por medio de la libre expresión (en caso de los Homosexuales) se infiltran en la percepción de las gentes para tolerarles sus miserias en voz de su propia dignidad. Estoy de acuerdo que si son diferentes, pero no es justificación la manera como a ellos les de la gana de expresarse. Son buenos para denunciar en nombre de los derechos humanos, de la democracia, de la libertad de expresión, del estado libre lésbico gay etc. Pero en su anunciación salen con diferencias que no van con la integridad de una sociedad. Espero que este comentario no sea censurado ni castigado por los absolutos derechos humanos.

  15. Ricardo Lopez dice:

    El caso ilustra una de las muchas ‘discriminaciones’ vigentes al interior de la organizacion eclesiastica y ‘avaladas’ con el ‘derecho divino’ . Es necesario cobrar conciencia de que existen para poder superarlas y abolirlas, con los derechos humanos como instrumento legal. Ojala la soberbia eclesiastica no impida la conciliacion.
    Y tambien de pensarse es la postura etica del diario que mencionas. ? Claro que si fueras Legionario de Cristo, verias la vida de otro color… $$$ Que bueno que tu eres capaz de leer el Evangelio cuatriforme… En fin, ?No seria saludable, por ley, que los comites editoriales publicaran su codigo de etica -en caso de tenerlo- al menos una vez al mes, en sus mismas paginas, para que el lector se entere de los cedazos que se les ponen a los colaboradores? Bueno, al menos eso le restaria discrecionalidad al director en turno. Y ?como es que un colaborador no crea derechos -‘de publicacion:!laborales!- en un diario…? Eso atenta contra la libertad de expresion… Pero se que el asunto es muy espinoso, ‘por las susceptibilidades…’ «Ladran, Sancho, …»

  16. Róger Aguilar Salazar dice:

    Escudarse en la libertad de expresión, usarla como coartada sea para no reconocer un error o, peor, para obtener ventajas (las que sean), es parte de la etapa de cinismo rampante que están viviendo México y el mundo.
    Por eso no me sorprende que un clérigo más se sume a la extensa masa de individuos con poder que abusan de éste, así parezca intrascendente para muchos, que también es otra manera de ser cínicos.
    Con mis fraternales saludos de siempre, aunque no he buscado ser el primer comentarista.

  17. Josefina I. Cervera A. dice:

    Precisamente para evitar la discrecionalidad existe la ley y un derecho no puede ser usado para violar otro. No sé como ó cuál, pero seguro existe el recurso legal para evitar la discriminación, sin usar la libertad de expresión y los criterios editoriales de excusa.
    Esto me recuerda cuando a Lydia Cacho la acusaron de difamación por denunciar.
    La defensa de la libertad de expresión pasa por poner al descubierto todas estas manipulaciones.

    El caso del cura ¿se puede presetar ante instancias legales, pos así decirlo, dentro de la propia Iglesia Católica? Porque esperar una disculpa me parece inútil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: