Iglesia y Sociedad

La lectura fundamentalista de la Biblia

9 Mar , 2009  

Esta entrada ha sido leída 17389veces

Esta columna ha llevado siempre, desde que se publicaba en la prensa comercial escrita, el título de “iglesia y sociedad”. Escrita por un presbítero católico, la columna aborda con frecuencia textos bíblicos, pero lo hace en una perspectiva crítica, según las normas de la exégesis católica. No es que la lectura católica de la Biblia se distinga por un método científico particular, sino que simplemente reconoce que uno de los aspectos de los textos bíblicos es ser obra de autores humanos, que se han servido de sus propias capacidades de expresión y de medios que su tiempo y su medio social ponían a su disposición. Por eso la lectura católica de la Biblia usa todos los métodos y acercamientos científicos que permiten captar mejor el sentido de los textos en su contexto lingüístico, literario, socio-cultural, religioso e histórico, iluminándolos también por el estudio de sus fuentes y teniendo en cuenta la personalidad de cada autor.

Otro acercamiento a la Biblia es la lectura fundamentalista. Ésta parte del principio de que, siendo la Biblia Palabra de Dios inspirada y exenta de error, debe ser leída e interpretada literalmente en todos sus detalles. Por “interpretación literal” entiende una interpretación primaria, literalista, es decir, que excluye todo esfuerzo de comprensión de la Biblia que tenga en cuenta su crecimiento histórico y su desarrollo. Se opone, pues, al empleo de cualquier método científico para la interpretación de la Escritura.

El fundamentalismo exige una adhesión incondicionada a actitudes doctrinarias rígidas e impone, como fuente única de enseñanza sobre la vida cristiana y la salvación, una lectura de la Biblia que rehúsa todo cuestionamiento y toda investigación crítica. El problema de base de esta lectura fundamentalista es que, rechazando tener en cuenta el carácter histórico de la revelación bíblica, se vuelve incapaz de aceptar plenamente la verdad de la Encarnación misma. El fundamentalismo rehuye la relación estrecha entre lo divino y lo humano en las relaciones con Dios. Rechaza admitir que la Palabra de Dios inspirada se ha expresado en lenguaje humano, y que ha sido escrita, bajo la inspiración divina, por autores humanos, cuyas capacidades y posibilidades eran limitadas. Por esto, tiende a tratar el texto bíblico como si hubiera sido dictado palabra por palabra por el Espíritu, y no llega a reconocer que la Palabra de Dios ha sido formulada en un lenguaje y una fraseología condicionadas por tal o cual época. No concede ninguna atención a las formas literarias, y a los modos humanos de pensar presentes en los textos bíblicos, muchos de los cuales son el fruto de una elaboración que se ha extendido por largos períodos de tiempo, y lleva la marca de situaciones históricas bastante diversas.

Como si la Biblia hubiera sido escrita en castellano, quienes leen la Biblia en perspectiva fundamentalista tienen frecuentemente la tendencia a ignorar o negar los problemas que el texto bíblico presenta en la formulación hebrea, aramea o griega. Su lectura está frecuentemente ligada a una traducción determinada, antigua o moderna. Si hablamos de los evangelios, la lectura fundamentalista no tiene en cuenta el crecimiento de la tradición evangélica, sino que confunde ingenuamente el estado final de esta tradición (lo que los evangelistas han escrito) con el estado inicial (las acciones y las palabras de Jesús en la historia). Descuida por eso mismo un dato importante: el modo como las primeras comunidades cristianas han comprendido el impacto producido por Jesús de Nazaret y su mensaje.

La tendencia a una gran estrechez de puntos de vista propia del fundamentalismo se basa en una lectura no crítica de algunos textos de la Biblia y tiene muchas veces inclinación a confirmar ideas políticas y actitudes sociales marcadas por prejuicios, racistas o sexistas por ejemplo, que son completamente contrarias al Evangelio cristiano.

Es inquietante que, en los inicios del tercer milenio, la lectura fundamentalista esté encontrando tantos nuevos adeptos en grupos religiosos e iglesias cristianas, incluyendo la católica. Quizá esto esté motivado por el deseo de encontrar verdades seguras en medio de tanta confusión. Pero no hay que olvidar, ahora que estamos celebrando los doscientos años del nacimiento de Charles Darwin, el abismo infranqueable que la lectura fundamentalista abre entre religión y ciencia.

Como bien advierte el documento ‘La interpretación de la Biblia en la Iglesia’, publicado por la Pontificia Comisión Bíblica en 1993, “el acercamiento fundamentalista es peligroso, porque seduce a las personas que buscan respuestas bíblicas a sus problemas vitales. Puede engañarlas, ofreciéndoles interpretaciones piadosas pero ilusorias, en lugar de decirles que la Biblia no contiene necesariamente una respuesta inmediata a cada uno de sus problemas. El fundamentalismo invita tácitamente a una forma de suicidio del pensamiento”.

Esta entrada ha sido leída 17389veces


12 Responses

  1. Jesus dice:

    La Biblia se tiene que leer de forma fundamentalista porque??

  2. Alvaro Orozco Carballo dice:

    La exegesis catolica es parcialmente fundamentalista, asi lo reconoce laudablemente el documento de la CBI » La interpretacion de la Biblia en la Iglesia » al reconocer los 5 puntos del congreso fundamentalista (que son parte de la Tradicion Catolica) otra cosa es que esos principios no excluyen sino que promueven una lectura cientifica de la Escritura, asumiendo lo cientificamente objetivo de los metodos y acercamientos recordados por el documento y el legado de la Tradicion viva catolica.Asi reconoce la inerrancia absoluta de la Escritura surgida de la inspiracion divina, lo cual no excluye los multiples genuinos generos literarios y las modificaciones de los mismos a traves de los siglos y consecuentemente es fiel al magisterio eclesial.

  3. Pablo Romero Huerta dice:

    El tener la posibilidad de leer la Sagrada Escritura y de encontrar el sentido del texto, es la garantía, de que el Espíritu sigue inspirando hoy.La lectura inteligente y científica permite sacar todo el provecho al texto. La Sagrada Escritura es la Palabra de Dios, pero hay que saber que es lo que Dios quiere de nosotros, hay que abrir el espacio de díalogo con Él a través de una adecuada interpretación…

  4. Esbeidy Suastegui dice:

    Hola, en verdad la biblia es un instrumento de amor, cuya interpretación se puede hacer mejor con el corazón, es de ahi donde emana la verdad y la fe. Tal como lo menciona el articulo algunas personas utilizan las palabras de la biblia para motivos egoistas y confundir a las personas que estamos siempre en busca de la verdad. Es por ello que es bueno
    que nosotros mismos tomemos parte de la lectura de la biblia y así evitemos estar ignorantes ante lo que dicen los testamentos y puedamos formar así nuestro criterio. Podemos también encontrar mucha ciencia dentro de lo que dice la biblia generada siempre por una fuerza superior «La FE».

    SALUDOS

  5. Miguel Arias dice:

    Lo que el padre Raúl Lugo me parece que es escrito por la mano de Dios –no es interpretación fundamentalista –. Lo digo en serio, me parecen opiniones centradas en dos cosas: en la inteligencia de un ser humano y en su estudio profundo de los hechos. Raúl es cristiano, es sacerdote y además es muy estudioso de su área. Gozo mucho, como mono de circo, sus aportaciones. La Biblia ha de ser punto de encuentro, no de conflicto, al menos en su lectura.

    Macario Lacubus

  6. Juan Lugo dice:

    ¿Y la interpretación católica-romana es la más acertada?

  7. Chaac dice:

    Padre Lugo, tengo 30 años y desde hace más de 10 años, mis amigos y yo hemos conversado acerca de este tipo de lectura de la biblia en innumerables ocasiones. Cabe destacar que somos un grupo con diversidad de creencias religiosas.
    Sin restar importancia al profundo valor de su artículo, debo decir que lo más valioso para mí es que lo escriba un Sacerdote.
    Creo que también hace falta mucha luz de ese lado de la iglesia y es reconfortante saber que del otro lado también hay gente que busca cambiarla.
    Le mando un cordial saludo.

  8. Fernanda Fitzmaurice dice:

    estoy de acuerdo , la biblia ha sido en el pasado y creo que lo sigue siendo , un instrumento del que se valen ciertos individuos para abusar de su poder y negar derechos fundamentales y perpetuar la discriminacion , como el padre Raul ya había expresado anteriormente.

  9. Carlos Escoffié (Kalycho) dice:

    Creo que este texto va ligado al de “La Palabra entre las palabras”, si mal no recuerdo el título. Es algo urgente en nuestra Iglesia recordar siempre el origen de cada rito, tradición y signo que conforman parte de nuestro quehacer diario como creyentes. Como usted dijo, olvidarnos de esto hace de las ideas religiosas objeto de errores totalmente contrarios a la doctrina de Cristo. ¿Qué podremos hacer como Iglesia para promover día a día el conocimiento a fondo de nuestra fe? Yo personalmente, aunque reconozco esta necesidad, me considero ignorante en estas cuestiones. Debería ser una de nuestras metas durante esta cuaresma crecer más en este aspecto.

  10. Jose Ic dice:

    Cuánta razón padre Raúl. Los que consideramos que tenemos una cultura bíblica estándar seguramente comprendemos este fundamentalismo del que hablas. Saludos

  11. Josefina I. Cervera Arce dice:

    Me parece que la biblia es para muchos, lo que la ley para tantos abogados, una materia de manipulación, según sus necesidades y/o intereses.

  12. Marcelo Euan dice:

    Estoy de acuerdo cuando se identifica fundamentalismo con radicalismo la definición de lo que hemos escuchado es real, pero creo que definitivamente es una interpretación desde el punto de vista catolico Romano, puesto que los catolicos romanos por muchos años no estudiaron la biblia, tanto los grandes jerarcas, como la plebe, actualmente algunos empiezan a conocerla y tal vez al ver lo marivillosa y la enorme sabiduria que mana de ella, como esta parte creo el Dios al hombre, varon y hembra los creo, eso es una declaración de igualdad la mas grande dicha en la antiguedad, la mayor parte de la gente que creo en la interpretación fundamentalista de la biblia esta en las a las igleisas evangelicas y otros grupos biblicos y seudobiblicos. creo que definitivamente es necesario es estudio cientifico de la biblia, pero no el estudio idolatra o anticristiano de la biblia, por ejemplo es muy importante que la palabra original para el mandamiento no mataras, la traducción mas adecuada a la lengua original, es no asesinaras, es por eso que los judios si iban a la guerra y si mataban a los idolatras y fornicarios, y no quebrantaban dicho mandamiento, es bueno saber esa diferencia, pero seria incorrecto decir que en ese entonces debido al grado de evolución alcanzado Dios les permitia matar, pero ahora que hemos evolucionado ya no es permitido, la primera error esta en considerar la evolución como un hecho, es una teoria no un hecho, y podemos ver como el ser humano no ha evolucionado, solo con ver las decapitaciones en Chichi Suarez nos damos cuenta que no avanzamos de los antiguos pueblos sanguinarios, Estoy seguro que hemos acumulados información a lo largo de muchos años y esa la usamos según nos parezca y por eso hemos llegado a la Luna, pero moralmente hablando no hay diferencia entre Neil Amstrong y y algun maya que construyo las piramides. mi teoria es la siguiente si el hombre es moralmente igual a cuando se escribio la biblia y Dios es igual ayer, hoy y siempre, y la biblia es un libro Moral, creo que no debemos pensar en que fue escrita para otra gente, claro fue escrita para el pueblo de Dios, aquel que no es del pueblo de Dios, tal vez pensará que hay que hacer muchos cambios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *