Iglesia y Sociedad

En el domingo del Buen Pastor…

26 Abr , 2010  

Esta entrada ha sido leída 9553veces

Algunos amigos y amigas me han pedido una palabra a propósito de la crisis por la que pasa actualmente la iglesia católica debida, en parte, a los delitos sexuales en que se han visto involucrados sacerdotes católicos en diversas partes del mundo. Ahora que el escándalo ha llamado a las puertas de la misma iglesia de Yucatán, he sentido que, en medio del dolor y la indignación, aun cuando no tenga las cosas del todo claras en mi interior, es necesario que yo haga un primer corte de caja con mis sentimientos y mis convicciones respecto a esta dolorosa crisis. Tómense, pues, mis palabras como provisionales, a la espera de nuevos datos que terminen de configurar la crisis y haya mayor claridad en las respuestas que la iglesia institucional viene dando.

Respecto de los hechos

Me siento profundamente avergonzado. No solamente por el escándalo que significa el abuso sexual de menores, sino por todo lo que estos hechos han desnudado: una institución al servicio de sí misma, cubriendo delincuentes, ocultando la verdad, manteniéndose lejana de las víctimas mientras protegía a los victimarios. Nada más ajeno a la misión que Jesús encomendó a sus discípulos y discípulas. Nada más parecido a aquello que Jesús más detestaba y no se cansó nunca de denunciar: el abuso del poder religioso para dañar, lastimar, herir a los más indefensos.

Es el encumbramiento lo que me resulta verdaderamente escandaloso, porque va mucho más allá de los delitos personales de algunos ministros infieles y muestra una institución que se ha negado de manera contumaz a confrontarse con la doctrina de los derechos humanos, plataforma que los seres humanos hemos ido construyendo con mucho esfuerzo para normar nuestras relaciones y garantizar vida justa y plena para todos y todas.

Las primeras reacciones públicas de algunos jerarcas no han hecho sino sembrar mayor desazón entre los católicos y católicas. Hablar de campañas de odio, tratar de convertir a las víctimas en victimarios, echar la culpa a la educación sexual, insistir en la represión sexual como vía de salida, encerrarse en el silencio ante la exigencia de los fieles, es abordar el problema desde una actitud que queda bien definida con el adjetivo usado en España: caradura.

En las más altas esferas parecen comenzar a darse cuenta de la gravedad de la crisis. La presión de la opinión pública comienza a tener frutos. La decisión del Papa de promover una limpieza que ha hecho ya caer a varios prelados de alta investidura, la manifestada promesa (que ojalá fuera obedecida por todos los obispos del mundo) de hacer que los delincuentes sexuales asuman su responsabilidad ante las autoridades civiles, marcan algunas pocas luces en el camino. No hay que escatimarles el mérito.

Respecto de la reforma que se necesita

Cuando traté en este mismo espacio el caso del fundador de los Legionarios de Cristo, en buena parte detonador de esta ola de revelaciones, decía yo: “La tarea pendiente hoy es, justamente, la reforma de la iglesia (11 de mayo de 2009)… Lo cierto es que en cada vez más corazones crece el clamor: reforma, reforma, reforma (15 de marzo de 2010)”. Hoy se han multiplicado manifiestos de muchos grupos de fieles y teólogos/as, que exigen esta reforma a fondo.

Vía los escándalos sexuales (que todo sirve para el bien de los que aman a Dios, decía san Pablo) estamos llegando a identificar algunos de los males que han ido alejando a la iglesia de sus raíces evangélicas. El paso inmediato, es cierto, será establecer mecanismos para que la pederastia y todo tipo de delitos sexuales no vuelvan a ser tolerados ni encubiertos. Pero terminar solamente en esto sería como solucionar solamente el síntoma sin atacar la enfermedad.

Ha llegado la hora de revisar la visión misma de sexualidad que la iglesia mantiene y que la ha enfermado. La fobia al placer, la criminalización de la diversidad, la culpabilización del uso del cuerpo, son aspectos que deberán ser discutidos dentro de la iglesia en busca de nuevos consensos, más apegados a los criterios aportados por las ciencias sociales y más animados por los principios evangélicos y menos por prejuicios largamente sostenidos.

La crisis actual nos enfrenta también con otra asignatura pendiente: la organización estructural del uso del poder dentro de la iglesia. La renovación conciliar tiene que dejar de ser obstaculizada, el principio de igualdad de todos los hijos e hijas de Dios dentro de la iglesia debe ser concretizado en cambios estructurales, la igualdad de género ha de tomar carta de ciudadanía dentro de la iglesia en todos sus niveles de organización y toma de decisiones. Es hora de democratizar la convivencia eclesial, de abandonar los esquemas monárquicos de gobierno, de demostrar con hechos lo que la renovación conciliar había venido a recordarnos: que todos y todas tenemos en la iglesia la misma dignidad y la misma misión.

El encubrimiento de Marcial Maciel sería impensable sin el enorme poder económico que su obra llegó a acumular. Este hecho nos lleva a otro pendiente de la reforma que viene y que la teología de la liberación (perseguida encarnizadamente, por cierto, como bien hace ver la lúcida reflexión del teólogo Pablo Richards, por los mismos jerarcas encubridores de pederastas) no había dejado de señalar: una iglesia pobre al servicio de los pobres. Una iglesia en la que el dinero termina por convertirse en la “prioridad apostólica”, no es la iglesia de Cristo.

Hablemos de la esperanza

Muchas personas, las más de las veces con buena intención, me han recomendado que yo abandone la iglesia. Yo mismo, en mis a veces depresivas reflexiones, me he planteado esa posibilidad. Reconozco que la fidelidad al evangelio no pasa exclusivamente por la pertenencia a una iglesia determinada. Pero las ganas de abandonar la iglesia se me esfuman cuando dejo de mirar hacia arriba y miro hacia abajo y a la izquierda. Decido permanecer en la iglesia, en rebelde fidelidad, cuando miro el trabajo de la iglesia muy otra: de Indignación y su batalla por los derechos humanos, la lucha contra la discriminación del Oasis de san Juan de Dios, la entrega generosa de varias órdenes religiosas, las voces críticas de algunos grupos juveniles, el trabajo a favor del medio ambiente de la escuela U Yits Ka’an, la fe sencilla de muchas comunidades pobres, la heroica resistencia del movimiento de teología india mayense, el arrojo profético de don Raúl Vera…

Llegará el día en que la iglesia será una casa de hermandad, abierta para todos y todas; una comunidad cuya única riqueza será el evangelio compartido en la mesa de la Eucaristía; una asamblea de creyentes desnuda de poder, en la que contará la voz de cada uno/a; un espejo en el que se refleje la compasión de Dios manifestada en Jesucristo. Del pozo de la más oscura crisis estoy dispuesto a sacar el agua de la esperanza. Por esta iglesia quiero trabajar. A la construcción de esta comunidad dedicaré mis fuerzas. Y eso implica, con los riesgos que esto conlleva, un empeño abierto en desmantelar, a fuerza de evangelio y autocrítica, (metanoia, le llamaban los hagiógrafos) la iglesia del poder y del dinero, la del encubrimiento y la monarquía. Que así sea…

Esta entrada ha sido leída 9553veces


20 Responses

  1. MARIA dice:

    ME ENCANTÓ TU ESCRITO Y CUANDO DICES «LLEGARÁ EL DIA EN QUE LA IGLESIA SEA UNA CASA DE HERMANDAD ABIERTA PARA TODOS Y TODAS, UNA COMUNIDAD CUYA ÚNICA RIQUEZA SERÁ EL EVANGELIO COMPARTIDO EN LA MESA DE LA EUCARISTÍA…..» ES UN IDEAL HERMOSO PERO DIFICIL DE ALCANZAR COMO ACABAR CON LA POBREZA, LA RIQUEZA DE UNOS POCOS, LAS INJUSTICIAS, LA FALTA DE EDUCACIÓN, EMPLEOS, LA IGUALDAD DE GÉNERO, LA DISCRIMINACIÓN… Y DICEN QUE MÉXICO ES UN PAIS DE MAYORÍA CATÓLICA.¿¿¿ DONDE ESTÁN LOS CATÓLICOS??? SI SON MAYORÍA ¿¿PORQUE TANTA POBREZA, MISERIA E INJUSTICIA???? ES QUE SOMOS CATÓLICOS DE APARIENCIA, CUMPLIDORES DE RITOS. CREO QUE CUMPLIR «NORMAS» NO SIRVE DE NADA SI NO HAY ACCIONES EN NUESTRA VIDA QUE DEMUESTREN EL AMOR A DIOS QUE ESTÁ EN NUESTROS PRÓJIMOS. NO ES BUEN CATÓLICO EL QUE VA A MISA LOS DOMINGOS, CONFIESA, COMULGA Y SE QUEDA CON LOS RITOS. COMO NOS FALTAN !!ACTOS!!! GRACIAS RAUL PORQUE PARA MI ERES UN EJEMPLO DE CONGRUENCIA ENTRE LO QUE DICES Y HACES Y ADMIRO EN TI EL VALOR Y EL AMOR QUE PONES EN EL TRABAJO QUE HACES POR LOS DEMÁS. CREO QUE EL EJEMPLO ARRASTRA MAS QUE LAS PALABRAS.
    UN FUERTE ABRAZO!!!!!!

  2. Andrey Lautner dice:

    Jorge Rubio:
    Pues no estoy de acuerdo contigo. Creo firmemente que Dios, lejos de vivir entre ritos prefabricados, vive en los corazones sinceros, que perteneciendo o no a la Iglesia Católica, le buscan con sinceridad e imitan a Jesús. Asimismo, tampoco creo que la interpretación de las Escrituras sea exclusiva de un grupo.

  3. Jonas dice:

    Este debate unicamente confirma la necesidad de sentarnos a platicar acerca de cómo esta la iglesia. Parace que sí ¿es necesaria una reforma? No lo sabemos, hay crisis y duele reconocerlo. No es facil aceptar cambios nuevos en la iglesia. Da hasta miedo y pena ver como nuestra religion se cae a pedazos. Yo admiraba al padre Alberto y lo sigo admirando, su esposa ya esta embarazada y creo que el sigue siendo un buen sacerdote. Por algo pensó diferente a los demas. No tuvo miedo y bien por el.

  4. Maru Noguez dice:

    Gracias por expresar lo que muchos tenemos dentro. Son tiempos tambien , me dice una amiga, que nos llaman a gritos a la santidad: de la crisis tiene que salir lo mejor.Nuestro encuentro con Jesús ha de manifestarse día con día en todo nuestro ámbito, como pequeños atomos, nucleando una transformación .

  5. Rodrigo dice:

    Apoyo su decisión de quedarse en esta nuestra Iglesia padre, sepa usted que lo leo todas las semanas y el que usted sea una opinión radical creo que alimenta mucho a la Iglesia que usted ama. No creo en los principios marxistas, creo que este tipo de filosofía priva al ser humano de la libertad. Cuba atenta todos los días contra la libertad, y es un país donde en concepto, se vive más la teología de la Liberación. Resistencia!

  6. Regina Carrillo dice:

    La iglesia de la esperanza, que está muy viva aquí abajo, en la tierra, en los hombres y mujeres, en todos nosotros…es la Iglesia en la que creo. Que se queden los demás con sus Jerarquías que dividen, yo me quedo en la Iglesia del amor, que es divino, es humano, sabe luchar y sabe pedir sincero perdón. La Iglesia que cambia al mundo todos los días, que trasciende, la Iglesia de la que Jesús está orgulloso…¡Es esa que dices Raúl, es esa!

    Por lo tanto, también me quedo, también me es imposible negarme a mi misma cuando ya he elegido la Buena Noticia.

  7. Marcelo Euan dice:

    Con humildad debo reconocer que mateo 11:25 y 26 no son del sermon del monte, es justo despues que Jesus se despide de los enviados del Juan el Bautista.

    De la Biblia podemos añadir esto:

    Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
    2 Timoteo 3:16

  8. Marcelo Euan dice:

    Querido Anonimo

    Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver, es bueno saber algunos de las credenciales del Sacerdote Lugo, las bienaventuranzas son parte del famoso sermon del monte de Jesus y una parte de ese sermon Jesus dijo
    Mateo 11:25 En aquel tiempo, respondiendo Jesus dijo: Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos y las revelastes a los niños.
    Mateo 11:26 Sí, Padre, porque así te agradó.
    ¡¡¡Feliz dia del Niño!!!
    No quiero desacreditar los estudios ni la preparacion del sacerdote Lugo, solo quiero dejar en claro que son titulos humanos el conocimiento de del Padre el Hijo lo da al que el quiere dar.

  9. Jorge Rubio dice:

    Adrian de Anda:
    Nunca dije que los que no son parte de la Iglesia no pueden amar a Dios o no pueden salvarse, creo que si pueden si siguen la ley natural, pero el verdadero conocimiento de la persona de Jesús y por lo tanto su manera de imitarlo es en la iglesia porque ella es la encargada de interpretar las escrituras, además de que tiene la Eucaristía (la presencia real de Jesús).

    Fernanda:
    Creo firmemente que si es posibleque se den reformas en la Iglesia como ya se han dado antes y creo que si se dan será para bien, pero también creo que estas no deben ser precipitadas ni dadas por la presión de algunos grupos. No digo que no se den críticas constructivas pero estas no deben confundir a ciertas personas o dañar la fe. El celibato no es el culpable de estos delitos horribles.

  10. Ricardo Lopez M dice:

    Prometo que diariamente reflexiono mucho del tema, y simplemente mi corazon se siente mas cerca del proyecto de Jesus con otra forma de vivir en comunidad en comparacion con la que la jerarquia de la iglesia actual nos propone o impone en ocasiones. Yo no me quedo ni me salgo, yo soy iglesia desde que decidi creer en el evangelio. No puedo renunciar a mi mismo.
    Sigo en este proceso y mientras me siga encontrando con tus escritos raul, son herramienta de construccion.

  11. Anonimo dice:

    La biblia no es un absoluto, no es un listado de reglas, por favor, no digan eso que es peligroso. Y si alguien conoce la biblia aqui, es Raul. Licenciado en sagradas escrituras, alguien que entiende hebreo y areameo, no inventa interpretaciones, ha dedicado gran parte de su vida a estudiarlas, analizarlas y amarlas. Uno de los analistas biblicos mas reconocidos en latinoamerica. Por favor, no hablen de el como si no supiera nada de la biblia, del evangelio. Algo en sus palabras vale la pena reflexionar.

    Alguien que recuerde las bienaventuranzas…uno no relativiza, uno ama.

    Dividir es de satanas…me da mas miedo que el » miedo a satanas» nos detenga a luchar por algo mejor. A veces siento que no entienden los escritos del padre.

    Gracias Raul, yo creo que todos tenemos voz y voto en esta iglesia, no solo el magisterio.

  12. Estimado y Querido Raúl:
    Sólo le conozco a través de esta columna, espero algun día la vida me de el honor de conocerle en persona y mejor aún, invitarle unos buenos salbutitos.
    Nunca he conocido a alguien tan coherente con el verdadero Jesús. Y digo verdadero porque muchos de nosotros queremos entrar a él, como diria Martin Descalzo en su libro: «Como cuando entramos a una dulceria esperando hartarnos de azucar».
    El Jesús en el que creo y que identifico en su lucha, es un Cristo revolucionario que vino a derrotar a los poderosos y exaltar a los pobres.
    La Iglesia moderna se ha distorsionado sobremanera, cegada por el poder, el dinero. Todo consecuencia de nuestros pecados y que seamos nosotros mismos quienes la integramos.
    Esta crisis debe fortalecer a la Iglesia renovandola y es precisamente este segundo aire lo que debe marcar la diferencia entre la Iglesia eterna y la emergencia de otra nueva Iglesia surgida del auténtico mensaje que nuestro señor Jesús vino a traernos.

    No deje de escribirnos, no deje de luchar.

  13. fernanda dice:

    para jorge rubio: no te conosco , sin embargo aprecio y comprendo tu fidelidad a la iglesia , pero no crees que existe la posibilidad de que esa postura oficial de la que tu dices que es correcta no lo sea?, creo que no hay peor ciego que el que no quiere ver , y estos casos de pederastia fueron posibles gracias a muchos aquellos que cerraron sus ojos y corazon por no manchar el buen nombre de la institución , no se trata de «querer destruir a la iglesia «si no se trata de ver la realidad y creo que cuando se critica a la iglesia institucion no es falta de amor , al contrario que es por amo que la critican y porque desean algo mejor.

  14. Marcelo Euan dice:

    Como he dicho antes concuerdo con que es necesario la reforma en la iglesia, pero creo estoy totalmente en desacuerdo en cuanto a que tipo de reforma.
    Estoy de acuerdo en parte con sergio Rubio en que su reforma es una reforma relativista,basar la doctrina de la iglesia en principios aportados por la ciencias sociales, hay que ver vidas como Freud o Rousseau, que murieron en la total infelicidad y frustación y aun hoy en dia sus doctrinas son veneradas por muchos a pesar que tienen mas falsedades que verdades es por eso del fracaso de vida de estas personas. El Primer filtro y ultimo filtro para toda norma de la iglesia debe ser la Biblia. eso si es Reforma y eso no es relativismo porque tiene un absoluto la Biblia.
    en otro punto que difiero con usted, es que me parece que cae en los mismo que critica, lo mas doloroso lo mas tragico es el abuso sexual a menores y a otras personas en desventaja, eso es lo más importante, por que los que piensan que eso no es lo mas importante(como usted) son los que despues quieren encubrir, no los mas importante son las victimas y poder restituirles algo del agravio.
    Por ultimo los mas importante en la iglesia no es la Eucaristia, si no el conocimiento de Dios Padre y su Hijo.
    Juan 17:3 Esta es la Vida eterna:
    que te conozcan a ti,
    el único Dios verdadero,
    y a tu Enviado, Jesucristo.
    La Eucaristia, es un rito que nos recuerda que lo conoceremos plenamente cuando venga a establecer su reino.
    De algo estoy seguro la iglesia catolica romana no es la única donde el nombre del Señor es invocado, pues no existia en los tiempos de abraham, Moises, David, Isaias, Daniel, de los 12 Apostoles mas el Apostol Pablo etc. etc. etc.

  15. Adrián de Anda dice:

    Jorge Rubio:
    Amor a la Iglesia no significa estar de acuerdo con los errores de las personas, que siendo sacerdotes, u obispos (como el Papa), no dejan de ser personas, con sus miles de defectos, con su parte muy humana y falible.

    Amor a la Iglesia es amor a Cristo, es reconocer fallas, es aceptar errores y levantarse con decisión de ser mejor, de cambiar.

    Amor a la Iglesia no es fanatizarse, es buscar el bien, es querer limpiar una Iglesia que siempre debió estar y buscar esa pulcritud empezando por la jerarquía.

    Amor a la Iglesia es ser como Cristo mandó y dio ejemplo de ese actuar, porque amar es querer y obrar el bien para quien se ama y reprender cuando se necesite.

    Personalmente y por experiencia le doy la razón a Raúl porque «el seguimiento auténtico del Evangelio -efectivamente- no es solamente en la Iglesia Católica».

    Extrayendo una frase de la GS dice: [..]»Porque el hombre tiene una ley escrita por Dios en su corazón, en cuya obediencia consiste la dignidad humana y por la cual será juzgado personalmente.» [..]»La fidelidad a esta conciencia une a los CRISTIANOS con los DEMÁS hombres para buscar la verdad y resolver con acierto los numerosos problemas morales que se presentan al individuo y a la sociedad»

    Dios habla al corazón, Dios habla a la conciencia, Dios no es monopolio. Dios está con el que lo busca, con el que lo ama, con el que cumple su palabra y no solamente como católico puede un ser humano agradarle.

    Y Bendito sea Dios, que está con TODOS, no con unos pocos.

    Y a usted, Raúl, muchas gracias por seguir iluminando el camino de tanta gente.

    ¡Felicidades por querer ser como Cristo!

    Dios lo bendiga.

  16. Jorge Rubio dice:

    En su escrito no veo mucho amor a la Iglesia padre. La división es de Satanás no es de Dios, algunos de sus escritos pueden dañar mucho la fe de algunos y pueden dañar a la Iglesia, usted sabe que siempre le comento y soy objetivo en mis comentarios, comento cosas buenas cuando estoy de acuerdo y cosas «malas» cuando no. Escucho mucho relativismo en su escrito y el relativismo es un grave error del mundo actual. Si bien es cierto que muchos obispos hicieron MUY MAL al manejar estos casos tan graves, también es cierto que la postura oficial es la correcta. Decir que el seguimiento auténtico del Evangelio no es solamente en la Iglesia Católica es parte del relativismo en su pensamiento puesto que Jesús mismo quiso que fuera dentro de la Iglesia donde se conociera y se interpretara su Mensaje. Se que mucha gente que me conoce y muchos amigos de apostolado leerán mi comentario y me criticarán prejuiciosamente pero no me importa, un buen apostol defiende a su Iglesia porque en ella está la Verdad, antes escuchar a Jesús por medio del Magisterio de la Iglesia que escuchar a uno entre tantos otros que piensan que todo lo que hubo antes está mal y a partir de ellos empieza a estar bien. Se lo digo con todo respeto padre en verdad.

  17. Mariana Cervantes dice:

    Yo también decido quedarme en esta Iglesia!! porque estoy convencida que es mucho más que una institución, que heridas guiadas por poder y dinero, que reglas y represión a la diferencia. Yo también, como tú y tantos hermanos y hermanas, quiero seguir construyendo esta Otra Iglesia Posible. Y me alegra tanto esa frase que compartiste Raúl: «del pozo de la más oscura crisis sacaremos el agua de la esperanza». A trabajar entonces! Te mandamos un fuerte abrazo desde aquí lejos!

  18. ANGELICA ARANDA dice:

    SIEMPRE TU VOZ VALIENTE.¡ESTOY SEGURA QUE NO SERA UN CLAMOR EN EL DESIERTO!

  19. Ricardo Pech George dice:

    Reflexion como para una homilia dominical. A mucha gente no le queda claro que esta sucediendo en la Iglesia. A mucha gente no le queda claro porque eres un sacerdote «rebelde». A mucha gente no le queda claro porqué es necesaria una reforma dentro de la Iglesia Católica. Creo que hay que platicar más acerca de esto, mucha gente esta viviendo estos tiempos como una desesperanza. Un colega médico me decia: mi fe sigue intacta, pero ya no es lo mismo de antes. Te agradecemos tu columna y ojala continuemos reflexionando sobre estos temas. Saludos

  20. I. Cervera de R. dice:

    Y nosotros trabajaremos contigo desde nos toque. Somos muchos más, no podrán impedirlo ni todos los pederastas ni hipócritas del mundo.
    Si amor supremo está con nostros quién podrá contra nosotros?

Responder a MARIA Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: