Iglesia y Sociedad

Eduardo Arens, biblista silenciado

1 Feb , 2010  

Esta entrada ha sido leída 19326veces

Hay viajes con fortuna. El que acabo de hacer para participar de la asamblea anual de la Asociación de Biblistas de México (ABM) es uno de ellos. En primer lugar porque percibí un auditorio mucho más abierto ante nuevas posibilidades hermenéuticas. Y esto es una buena noticia frente al nuevo embate de fundamentalismo hacia el interior de la iglesia católica. Estudiosos serenos, sensatamente atrevidos, con pasión por la realidad de su tiempo y dispuestos a reconocer la propia tarea de escudriñadores de la Escritura como una tarea de seres pensantes y no de simples repetidores (así se trate de eruditas repeticiones) de las posiciones oficiales, es lo que necesita nuestro tiempo y es el servicio humilde que pueden ofrecer quienes, dentro de la comunidad cristiana, han gozado de la oportunidad de profesionalizarse en el vasto campo de las ciencias bíblicas.

También fue afortunado el reencuentro con amigos y amigas con quienes suelo verme solamente en esta única ocasión del año, algunos de ellos metidos a fondo en la docencia, otros encargados de la pastoral bíblica de sus iglesias particulares, otros más dedicados a la atención pastoral, pero todas y todos conectados por el deseo de comprender mejor las riquezas de la Biblia y convertirla en instrumento que, al alcance de todos los fieles, modele el mundo y la convivencia criatural (no sólo entre la especie humana, sino con toda la naturaleza) según los criterios de Jesús.

Pero lo que, en mi caso, se convirtió en la fortuna mayor de esta asamblea, fue haber conocido y tratado personalmente al que es quizá el mayor biblista de la iglesia peruana, el Padre Eduardo Arens. Maestro de una gran cantidad de generaciones, Arens es un reconocido especialista, cuya fama ha trascendido las fronteras de Perú. Hijo de padre peruano y madre alemana, Eduardo nació en Dresden, Alemania, pero a los dos años de nacido llegó a vivir a Perú, donde creció y se formó. Fue ordenado sacerdote católico en el seno de la Compañía de María, a cuyos miembros suele llamárseles padres “marianistas”. Realizó los estudios de licenciatura en teología bíblica en la Universidad de Friburgo, en Suiza, y los estudios de doctorado en la Escuela Bíblica y Arqueológica Francesa, en la ciudad de Jerusalén. Su tesis doctoral, calificada con los máximos honores, tuvo como título “The Elthon-sayings in the Synoptic Tradition”, en la que estudia todos los pasajes de los tres primeros evangelios que comienzan con la expresión “he venido” que, usada por Jesús, define buena parte de la carga cristológica de dichos pasajes y de la teología de cada evangelista.

El padre Arens fue profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Lima (1976-1980) y durante muchos años (de 1977 a 2009) ha sido el profesor principal de Biblia en el Instituto Superior de Estudios Teológicos “Juan XXIII”. Acompañante de comunidades pobres, los llamados “pueblos jóvenes” que circundan la ciudad de Lima, la producción exegética del Padre Arens no está solamente nutrida de una seriedad intelectual fuera de toda duda, sino de los clamores de las comunidades pobres, con quienes convive y cuya causa lleva en el corazón.

Además del gusto de conocer a un afamado especialista, tengo una razón especial para estar contento de haberle dado un abrazo al Padre Eduardo Arens. Hace algunos meses, en diciembre de 2009 para ser preciso, tuve conocimiento de la culminación de un proceso de persecución en su contra. El Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, primer miembro del Opus Dei en llegar al cardenalato, después de una campaña lanzada en contra del Padre Arnes, decidió retirarle el permiso de enseñar, sin dar una sola razón de tal decisión fuera de la autoridad que le confiere su cargo.

De muchas partes del mundo le han llegado al Padre Arns mensajes de solidaridad. Resulta incomprensible cómo puede prescindirse de los servicios docentes del más estimado biblista peruano, en la plenitud de su producción teológica. El hermano lasallista Hugo Cáceres Guinet lo describe así en una pública defensa del sacerdote marianista: “…’Destruye lo que no comprendes’, parece ser el lema pastoral del cardenal Juan Luis. Sus berrinches acompañados de improperios, que son bastante conocidos y divulgados sotto voce por los temerosos clérigos que lo rodean, se han dirigido de modo sistemático contra cualquier teología que exija un mínimo de esfuerzo intelectual… no es de extrañar que sus temores y ansiedades se hayan dirigido desde hace más de una década al primer biblista del Perú, el padre Eduardo Arens, sacerdote religioso marianista, doctor en teología bíblica en la Universidad de Friburgo y destacado miembro de diversas asociaciones internacionales de biblistas. El recorrido intelectual y la integridad moral del padre Eduardo son tan reconocidos en el mundo eclesial peruano y, más allá de nuestras fronteras, entre los religiosos y laicos estudiosos de la Biblia tanto como la dureza de mente y corazón del cardenal de Lima… Una comunicación de agosto del presente año al Instituto Teológico Juan XXIII de Lima, donde Eduardo Arens es profesor principal de Biblia, ha sido el manotazo que Cipriani ha lanzado al religioso marianista, afirmando que no le concederá el permiso de enseñar de forma tajante y definitiva”.

Continúa el hermano lasallista señalando que “la campaña de Cipriani contra Eduardo no tiene sólo carácter doctrinal. ¡Qué saludable sería para el mundo teológico limeño el diálogo de un arzobispo preocupado por la ortodoxia y de un biblista que desgrana las riquezas de la Palabra de Dios, esto llenaría los balcones de la Plaza Mayor de Lima! Pero es imposible de esperar esta actitud dialogal en Cipriani cuya única herramienta pastoral es la amenaza y que jamás se atrevería ni siquiera a poner por escrito las razones teológicas por las que se opone con tanta saña a un teólogo… Algunos allegados me han comentado que el retiro de la ‘missio canonica’ a Eduardo Arens fue un viejo anhelo del cardenal quien ha afirmado que no le permitirá enseñar ‘mientras sea arzobispo de Lima’… Eduardo ama la enseñanza pero sobre todo detesta la mediocridad y nunca va a dejar de ser una presencia incómoda para todos los que se contentan con verdades de conveniencia y prefieren no enojar a los jerarcas de turno. Mis amigos y colegas han demostrado simpatía por Eduardo y vergüenza por las herramientas a las que recurre la máxima autoridad de la arquidiócesis de Lima. Pero también ellos me han explicado que si se oponen públicamente a las medidas autoritarias del cardenal, se exponen a sufrir las mismas consecuencias… ¡Qué lástima que el temor sea el único sentimiento que provoca un pastor sobre su grey!… Ya no vivo en Lima, si no pegaría con cinta adhesiva esta carta en la puerta de la catedral. Para mí, como religioso peruano, una prohibición a otro religioso sin mediaciones dialogales no es sólo un insulto a la inteligencia, también es un acto contrario a la dignidad de la vida religiosa”.

En la asamblea de la ABM Eduardo estaba de paso. Nos dictó la conferencia “Job y la dignidad humana” de camino a la sierra tarahumara, donde invitado por un ex alumno suyo, iba a impartir un curso durante cerca de dos semanas. El próximo año regresará a México porque ha sido invitado a ser el conferencista magistral en la asamblea de 2011. Darle un fuerte abrazo solidario y conversar largamente con él ha sido una de las satisfacciones mayores de mi reciente viaje a Veracruz, y quería compartirla con los lectores y lectoras de este espacio.

Colofón: Quienes quieran conocer la denuncia pública completa del lasallista Hugo Cáceres a propósito de la acción del Cardenal Cipriani contra Arens, puede consultarla en http://eclesalia.blogia.com/temas/denuncia.php con fecha del 19.11.2009

Esta entrada ha sido leída 19326veces


20 Responses

  1. Eduardo Mendoza dice:

    Siento mucha alegría haber sido alumno en el ISET del P. Eduardo Arens, me enseñò los cursos de Biblia. Gracias Gran Maestro por su sabidurìa.

  2. […] de una experiencia que revela la concepción sobre la vida post mórtem en el mundo andino. Eduardo Arens discute la naturaleza teológica del purgatorio, así como las ideas populares en torno a él, de […]

  3. Solo me queda orar por este varon……….Da pena de ver como lo tratan sus oponentes.

  4. Fue mi profesor, una excelente persona

  5. Luis Arirama dice:

    Rosemary Rosillo Alemán
    hola

    111

  6. Rosemary Rosillo Alemán dice:

    holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  7. Luis Arirama dice:

    Lo diré yo mismo, el P. Eduardo Arens, me ha enseñado a leer la Biblia, he leído con gusto sus libros y siguiendo su camino he estudiado Teología bíblica. Me ha enseñado a leer con ojos críticos los textos de la Biblia, no para encontrar las fallas, sino la verdad predicada por Jesús.

  8. Es un gran tipo. La Confer de Perú nos congratulamos de tenerlo como amigo y profesor. Es un hombre sumanente sencillo que comparte, escucha y es amigo de quien tiene la suerte de encontrarlo en el Camino.

  9. mateo lopez nieri dice:

    Los laicos no servimos para nada, solo debemos obedecer ciegamente. Salvo uno: el señor Rafael Rey, del OPUS DEI quien es mas duro que el Cardenal y es de una total intolerancia. Por otra parte la predica de los sacerdotes en las misas es my mediocre cuando no aburrida, ahora con las amenazas del Cardenal, las predicas se han vuelto mas sosas aun en estos ultimos a;os

  10. mateo lopez nieri dice:

    El cisma invisible dentro de las clases medias altas de la Arquidiocesi de Lima es real y crece como una bola de nieve. Obviamnete no lo puedo probar con estadisticas ni encuestas pero es asunto de muy frecuentes conversaciones. Vision que transmite el Cardenal Cipriani en sus sermones y alocuciones radiales: la autoridad del Papa, porque la suya derive de el, el magisterio de la Iglesia (¿no lo fue la creencia que el sol giraba alredor de la tierra y por eso la Inquisicion condeno a Galileo?).Luego las regals de la Iglesia Derecho Canonico) ; el mensaje de Cristo en los Evangelios es marginado,

  11. marcos aguirre dice:

    El Cardenal Cipriani es “Principe de la Santa Iglesia Romana” (titulo oficial de los Cardenales), y como Arzobispo es sucesor de los Apostoles (¿los apostoles, hombres huildes del pueblo, imaginariana sus sucesors como “Principes”? Para este Cardenal , lo fundamental en la Iglesia Catolica es el Papa, los Cardenales, el clero al que se puede maltratar si expresar motivo, y los laicos que no servimos para nada si no para OBEDECER CIEGAMENTE. Todo esto regido por el pilar fundamental de la Iglesia: el Codigo de Derecho Canonico y el magisterio de la Iglesia. Este magisterio señalo que el sol giraba alrededor de la tierra y por ello Galileo fue condenado por la Santa Inquisicion. Y PUNTO FINAL.
    ¿Pero, y los Evangelios? ¿El Antiguo Testamento? Cosa de Protetantes y Evangelicos! Ahora mismo hay un cisma invisible dentro de la Iglesia peruana:
    Aparte de la gente vuleta agnostica o atea, enlas iglesias llenas los domingos de catolicos practicantes, hay un cisma invisible: muchos comulgan porque sienten el llamado de Cristo, y no se confiesan casi nunca; muchos van a misa de vez en cuando y los sacrdotes que predican lo hacen generalmente muy muy mal!

  12. roberto dice:

    es sabido y conocido que cipriani nunca espondra las razones que le movieron a tomar esa decicion, es parte de su oscurentismo, comun en el lo que hemos de tener en claro, es que es mas probable que sea por su pobresa intelectual, que hay cosas que por mas que se le explique bien su pobre entender no lograra captarlo, a mi parecer no hubo una generacion mas bella formada en las aulas del iset que lo vividos al lado de eduardo y demas docentes quienes imprtieron claces magistrales para abrir los orisontes teologico biblicos, al contrario de ese tiempo priviligiado, la iglesia limeña y su purpurado lo que por pobresa mental buscan es oscurecer, esconder, ocultar, y sobretodo irracionalisar a los suyos y apegarce al poder para compensar su frustrada cercania con la riquesa de la iglesia y el poder politico. un abrazo eduardo estamos contigo y no con cipriani.

  13. wilemer dice:

    quiero empesar este breve comentario con la frace “lo que natura no da salamanca no presta” aunque un detalle a desgreñar si fuera asi,,, este prelado hubiera llegado a salamanca, hubiera sacado un doctorado, una licenciatura, hablaria mas de un idioma, seria un exelente predicador, un pastor de renombre, que combocase al pueblo fiel y este lo oyera amorosamente,,, pero este no es el caso, ni es doctor de nada, ni es licenciado en nada, ni habla mas de un idioma,,, ni los puede aprender,,, (ya me imajino cero quechuhablantes escucho, ni confeso, ni hablo y era obispo de un pueblo quechuhablante y pobre Ayacucho) repito natura no le dio,,, y Dios no le ayudo en el tema… y el publo lo oye pero no logra escucharlo ni puede abrirle su corazon y menos su alma… estudie biblia y aprendi a amar la biblia de las manos de Eduardo, el decia las palabras con sentido logico, cientifico y con un profundo amor a la palabra de Dios, al mensage de jesus,,, cuando impartia su claces magistrales era como si en la mañana hubiera tomado el desayuno con Jesús y nos lo trajera de primera mano a nosotros(as) ambrientos del mensage evangelico. fueron años hermosos en que vivimos el evangelio de gente muy cercana a Dios y a la iglesia,,, lamentablemete los tiempos cambiaron,,, se ganaron los primados a fuerza de poder economico, politico, y por presion,,, no social sino de claces economicas… y con favores marcados por la sangre,,,(ensuciaron la palabra de dios para matar (microfonos)) ya saben a que me refiero. lo hicieron y pusieron de cardenal a un iletrado, bulgarmente formado en movimientos reductivos. de cuatro ideas no de principios, de criterios reducidos, no de estudios y concluciones sabias, es verdad un grupo de sacerdotes escapamos,,, huimos,,, por que no seriamos libres de pensar y expresar nuestros criterios, no podriamos decir si no fuera el abc del bulgo pensamiento del portador del baculo cardenalicio… las ofensas cada vez si hicieron mas latentes,,, por donde se conducia la iglesia desde ese momento fue un quiebre, quiero recordar las palabras de Augusto Vargas Alsamora.” vienen tiempos de divicion, de fractura en la iglesia limeña y peruana, sean valientes y luchen,,, poco tiempo despues le daba un derrame cerebral misteriosamente, luego murio, el buen pastor dejo su lugar al lobo vestido de cordero, y el lobo deboro a algunas obejas y no conforme con ello empeso a fijarse en algunos pastores suyos a los que no tardo en mostrarles sus colmillos y a los mas autenticos los deboro… que lejos queda la imagen del buen pastor que carga sobre sus hombros a la oveja herida, o perdida la cura y la devuelve al rebaño. que lejos. que lejos, cuando haces el comentario de que tiene miedo a la inteligencia y al refinado pensamiento pues si,,, le tiene terror,,, en su conciencia que el lo celebra como exito, esta la muerte espiritual y fisica de sacerdotes, laicos, pensadores, poetas, filosofos, si el pudiera, mataria al mismo Cristo por ser liberal y cercano al pueblo,,, impresindible para el usar 4 normas moralistas que no se aplican en ningun lado del mundo para que seamos salvados,,, y con una frace pobre como “mas vale entrar al cielo asustado que confiado al infierno” no sera uq para lso que somos pensadores este vivir sin poder pensar ya es el infierno,,, y no sera que nuestra vida cercana a Dios dista mucho de la predicacion de este principe,,, auuu aun ahora le encanta este titulo a este pobre hombre. hermano, amigo, compañero, hijo,,, emanuel,,, deberia ser un buen pastor pero en este caso,,, la diferencia es avismal.
    quiero dejarlos y animarlos a que no tengan miedo y le digan al cardenal lo que piensan y que por mas miedo que le tengan no se callaran ante la injusticia, ante la dictadura cardenalicia,,, un alto,,, luchamos contra dictaduras politicas y aunque tardamos la hicimos caer,,, y este señor fumador empedernido pronto caera, por que la gente le dice basta o por que su putrefacta conciencia y cuerpo le diga fue dificil,,, vivir contigo.
    “quitaran una flor, o dos o 10 pero nunca podran evitar la primavera”
    fuerza Eduardo estamos contigo y siempre unidos en Cristo.

  14. Ana Yayanuwa dice:

    Estoy muy agradecida por haber estudiado teología bíblica con el gran biblista Eduardo Arens, su manera de hacernos comprender la biblia, me llevó a una gran liberación interior y a trabajar en medio de lo jóvenes desde una visión liberadora y no entiendo porque el Señor Arzbispo Cipriani no deja le deja trabajar.

    todas las personas que te conocemos y te queremos Padre Eduardo Arens te animamos a seguir trabajando para que el ser humano siga creciendo en conciencia crítica y en un mayor compromiso con la iglesia y con la sociedad, porque ese es el aporte que nos das desde tus clases y desde tus escritos y por eso estaremos eternamente agradecios.

    Un fuerte abrazo desde este rincón de la tierra.

    Ana Yayanuwa

    Todas las personas que leemos tus libros nos sentimos

  15. Marcelo Euan dice:

    Concuerdo don Jorge Rubio en el aspecto que me gustaria mucho mas conocer las enseñanzas de Arens, que conocer la denuncia publica, sin embargo estoy 100% seguros que hay muchas cosas que hay que cambiar de la iglesia catolica, pero siempre es mas importante saber si la enseñanza de Arens es buena o es mala, porque no hay que olvidar que a Lutero y a muchos otros silenciaron hasta con la muerte, pero lo mas tracendente no eran lo derechos de Lutero o sus amigos asesinados, si no su enseñanza. que la historia a demostrado que eran buenas.

  16. Mariana Cervantes dice:

    Que triste es darse cuenta que las historias se repiten en otras partes del mundo. Y de la misma forma, las debilidades y errores humanos se recrudecen con el poder que otorga la jerarquía y la posición.
    Nuevamente parece que no existen argumentos razonables y fundamentados que impidan a un hombre compartir sus conocimientos y experiencia de la Palabra, sino solamente, el claro cariz de la imposibilidad de aceptar los cuestionamientos y la apertura del pensamiento en pro del crecimiento, como seres humanos y como iglesia.
    Sin embargo, llena de esperanza la actitud de quienes son perseguidos, con el corazón y el Espíritu siempre dispuesto a seguir luchando.
    Te mando un fuerte abrazo.

  17. Ricardo Pech George dice:

    Es triste y da trabajo creer que suceda algo así. Pero da mucha alegria,las muestras de apoyo, que con la ayuda de la red, son vertidas en torno al conflicto a favor más que nada del diálogo. Deigualaigual.net, radioevangelización.org, en varios blogs y hasta en facebook se platica acerca de esta situación desafortunada. Eso que dices, Raúl, de los fundamentalismos es muy cierto, no es bueno para quiza ninguna dimension de la vida. Saludos desde Monterrey.

  18. Jorge Rubio dice:

    Como en algún post anterior, repito: no se exponen las razones por las cuales el sacerdote fue excluido de la docencia, en ese caso no se puede hacer un buen análisis, cuando un obispo hace alguna prohibición tiene sus razones. Como su pastor que es si está dentro de las posibilidades del Cardenal el prohibir la enseñanza a algun sacerdote. También recordar que aunque muchos sacerdotes tengan muchos estudios ys ean biblistas no son parte del magisterio de la Iglesia como si lo es el Cardenal y solamente el Magisterio es el encargado de interpretar las Escrituras. También cabe la posibilidad de que el Cardenal haya actuado mal, siempre hay esa posibilidad, no estoy haciendo una defenza a ciegas del Cardenal, sólo creo que hay que conocer la postura de todas las partes.

    • maximo flores dice:

      Si, es de vital importancia que seamos catolicos pensantes; las obras del padre Eduardo Arens por que no son como el pan del dia,que se trate cotidianamente; donde puedo estar en comunicacion mi correo y mi face es el siguiente: maximof4@gmail.com (maximo flores ortiz)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: